Lo mejor de cada casa

Las tiendas de la Dreta de l’Eixample exhiben sus productos en la calle de Girona.

La Fira Modernista organiza actos para familias.

Como niños a la hora de salir al patio. Con ese entusiasmo los tenderos de la Dreta de l’Eixample se disfrazaron de época ayer, a primera hora de la mañana, para instalar sus puestos en la calle de Girona, entre Aragó y Diagonal, con motivo de la octava edición de la Fira Modernista de Barcelona que, desde ayer y hasta mañana, se enmarca dentro de la fiesta mayor de un tradicional barrio de pequeños comercios que apuestan por la calidad y el producto artesanal.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *